Zainab      (Que Alá esté complacido con ella).

Zainab (Que Alá esté complacido con ella).

Zainab bint Khazeemah (Que Alá esté complacido con ella).

El Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) dijo que Alá (Glorificado y enaltecido sea) había ordenado que sólo podía casarse con las mujeres merecedoras del Paraíso. Y Zainab (Que Alá esté complacido con ella) era una dama que era conocida como:
“La Madre de los pobres y necesitados, porque era la más generosa entre las damas de la casa.

Ella nació trece años antes que Muhammad (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) fuera elegido como el Mensajero de Alá (Glorificado y enaltecido sea). Cuando se declaró como el profeta elegido por Alá (Glorificado y enaltecido sea) que causó furor en la Meca. Incluso aquellos que lo amaban y lo respetaban, los que solían llamarlo como el “veraz” y “el digno de Confianza”, se convirtieron en sus enemigos al grado de querer matarlo. Pero hubo algunos que tuvieron la suerte de tener el sentido de responder a su llamada de inmediato con el juramento de fidelidad a Alá y a su mensajero. Llamaron a la creencia y reconocieron la sinceridad en su afirmación. Entre el grupo de personas justas que proclamó por primera vez su veracidad estaba Zainab bint Khazeemah (Que Alá esté complacido con ella) .
Ella había estado casada con Abdullah bin ‘Jahash (Que Alá esté complacido con él). Este muy respetado compañero pero fue alcanzado por el martirio durante la batalla de Uhud.
Las viudas y niños huérfanos a causa del martirio de algún compañero encontraban seguridad con otro compañero que contraía matrimonio con las viudas y llevaba a los niños bajo la protección del heredero. Así, Zainab bint Khazeemah (Que Alá esté complacido con ella) quien posteriormente a la muerte de su marido alcanzó la envidiable posición de ser la esposa del Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él).

El marido de Hamnah bint Jahash (Que Alá esté complacido con ella) fue martirizado durante la batalla de Uhud y ella también fue afectada con esa aflicción y dolor. Al ver esto el Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) dijo:
“El lugar que conserva un marido en el corazón de su esposa no puede ser tomado por cualquier otro”.

Hamnah le dijo suspirando profundamente que era el pensamiento de los niños huérfanos que le preocupaban enormemente a ella y ella le pidió que rezara Alá (Glorificado y enaltecido sea) para que le concediera paciencia y fortaleza. Las Oraciones del Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) a Alá (Glorificado y enaltecido sea) para ella fueron aceptadas y se casó con la noble Compañero Abdullah bin Talha (Que Alá esté complacido con él)’. Él era un marido ideal y un padre amoroso para los niños huérfanos de su primer marido.
Zainab (Que Alá esté complacido con ella) estaba en la misma situación que Hamnah, pero ella no recurrió a ningún ser humano. Ella confió sus asuntos por completo a Alá (Glorificado y enaltecido sea) y se dedicó a la oración y la meditación. Así que cuando ella recibió una propuesta del mejor hombre posible, el Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él), estaba muy contenta con la fortuna de que Alá (Glorificado y enaltecido sea) le había concedido a ella.
El Profeta se casó con ella con una dote de 400 dirhams, y una habitación fue construida para ella cerca de las de Hafsah y Aisha. (Que Alá esté complacido con todas ellas). Así, se unió al selecto grupo de mujeres puras y virtuosas de la casa del Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él). Alá (Glorificado y enaltecido sea) en el Noble Corán habla de estas señoras de la casa de su Profeta.

“Alá sólo quiere que se mantenga alejado de vosotros* lo impuro, ¡Oh gente de la casa!, y purificaros totalmente. (33).” (33:33) y también “¡Mujeres del Profeta! No sois como cualquier otra mujer; si tenéis temor (de Allah).”
(33:32)

Zainab bint Khazeemah (Que Alá esté complacido con ella, incluso antes de la llegada del Islam era conocida como “Madre de los afligidos y los necesitados”. Esto fue porque no podía soportar ver a una persona con hambre o en extrema necesidad. Ella fue elogiada en versos de algunos de los poetas famosos de la época.
Ibn Kazir escribió que ella ganó el título a causa de sus actos de caridad y generosidad.
Qastalani escribe que era conocida por este nombre, incluso durante tiempos pre-islámicos.

Esta cualidad de generosidad se hizo aún más pronunciada e intensa cuando se convirtió al Islam, siempre estuvo avocada a dar en caridad.

Las dos señoras que ya formaban parte de la familia – Aishah y Hafsa (Que Alá esté complacido con todas ellas)- dieron la bienvenida a esta nueva amiga y se esforzaron mucho para darle su simpatía y compañía sincera. Ellas sabían que el Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) se casó con Zainab (Que Alá esté complacido con ella) porque estaba profundamente afectada por la muerte de su primer marido. Por el tipo de comportamiento de estas dos nobles damas para con ella, su dolor se alivió y se sentía más en paz. Sin embargo, vivió apenas ocho meses después de su matrimonio con el Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él)-. No era mayor de treinta años de edad cuando falleció. El Profeta (Paz y Bendiciones de Alá sean con él) condujo las oraciones fúnebres, y fue enterrada en Jannatul Baqi’. Jadiyah (Que Alá esté complacido con ella), fue la primera esposa que falleció en la vida de Muhammad (Paz y Bendiciones de Alá sean con él), y Zainab (Que Alá esté complacido con ella) fue la segunda.

Alá estará satisfecho de ellos y ellos estarán satisfechos de Alá.
(Sura 58: 22)

Cerrar menú