Aminah bint Wahb

Aminah bint Wahb

El vientre de Amina sin duda fue el vientre más noble y  honorable de los vientres,   pues  fue el vientre  donde se formó el Profeta la paz sea con él.  Que trajo luz y conocimiento  al mundo.                                                

El padre

Abdullah  ibn Abdul Muttalib el joven de la tribu Quraishi era reconocido por su sabiduría y belleza, en sus ojos brillaba la luz de la profecía, era la persona más preciosa que los Árabes habían conocido.

Abdul Muttalib el padre de Abdullah  escogió a Aminah bin Wahb del clan Zuhr como esposa para su hijo, pues era muy especial y de buenos modales, Abdulláh tenía algo especial que era visible para todo mundo.  En sus ojos brillaba la profecía.

La noticia de que un Profeta descendería de los hijos de Ismael se dispersaba por toda la península arábiga, esta noticia se basaba en las narraciones de la gente de las escrituras sagradas y en lo que estaba registrado en la Tora.

Mientras tanto las  mujeres  competían por casarse con Abdulláh, tuvo varias propuestas de matrimonio y  costosos regalos, pero todo lo  rechazo, las mujeres lo querían como esposo  por su linaje,  buenos modales,  belleza, y veían algo muy  especial en sus ojos.   Pero finalmente el, se casó con Amina una mujer de buen linaje, buenos modales, y una gran belleza.

Cuando Amina tenía pocos meses de embarazo, su esposo tuvo que viajar a siria y en el viaje se enfermó y  desafortunadamente murió.

Amina quedo viuda al poco tiempo de casarse,  lloro con amargura por lo que paso y por su bebe huérfano pues ahora era una mujer sola en el mundo con un bebé en su vientre.

Sola en mundo con un bebe huérfano que aún no nacía.

Fue  una situación muy dolorosa,  perturbadora para ella, y de gran tristeza,   pero  al poco tiempo Amina  ente dio que debía ser  una mujer fuerte y perseverante. Se apoyó e inspiro  en su bebe para quitarse la tristeza y salir adelante.  Amina no enfrento ninguna molestia o dificultad, durante el embarazo al contrario pronto encontró tranquilidad.  Por su bebe.

Una mujer llena de entereza y esperanza.

Las narraciones cuentan que alguien se acercó a ella mientras dormía,  y le dijo que sería madre del líder de los creyentes.

Finalmente llego el parto y  al  amanecer nació Muhammad la paz sea con él, fue en primavera después del frio antes del caluroso  verano antes de la sequía y los cambios naturales del otoño,

Justo cuando florean los árboles y se enverdecen los valles.

Trayendo frutos  y esperanza al mundo.

Esta es parte de la historia de Amina, la madre del líder de los creyentes que cambiaría al mundo, una madre viuda muy joven, que saco a su hijo adelante como pudo confiada en Alláh. Teniendo siempre esperanza.

Deja un comentario

Cerrar menú